¿Tienes calambres?
Conoce Aquilea Magnesio

Opinión del experto: El magnesio en el embarazo

Durante el embarazo, las necesidades de magnesio aumentan aproximadamente el doble de lo que necesitaría una mujer no embarazada, sobretodo en el tercer trimestre de embarazo.

Las necesidades nutricionales de la mujer aumentan durante el embarazo a consecuencia de un ascenso de los requerimientos energéticos, así como de la demanda de algunos micronutrientes (vitaminas y minerales). Dentro de estos minerales se incluye el magnesio, el cual juega un papel muy importante. Concretamente este mineral ayuda a prevenir los calambres durante el embarazo.

Una deficiencia de magnesio en este periodo podría provocar además vómitos (que continúan después del primer trimestre), contracciones dolorosas del útero anticipadas, dolores de espalda de tipo ciático, nerviosismo e insomnio.

El magnesio es un mineral con importantes funciones en el organismo: forma parte de la matriz del hueso y juega un papel primordial en la relajación muscular. Durante el embarazo es común que aparezcan calambres en las piernas, sobre todo por la noche. Las causas de este incómodo trastorno son múltiples, si bien una de ellas puede tener relación con la falta de magnesio.

El magnesio es un potente inhibidor de la reacción Miosina-ATPasa, o sea del complejo contráctil comportándose como un agente de relajación a nivel del músculo estriado.

En ese caso, la solución sería mejorar el aporte de magnesio a través de la dieta. En el último trimestre de embarazo las necesidades de magnesio son de 15 mg de magnesio /kilo al día, con lo que un suplemento de magnesio sería de gran ayuda para evitar todos esos síntomas. Las mujeres embarazadas pueden tomar suplementos de magnesio, aunque siempre recomendamos consultarlo con el ginecólogo.

Magnesio Aquilea te aporta en un solo comprimido el suplemento de magnesio que necesitas en este periodo.

 

Esther Martin Vic,
Bióloga

 

Subir